Banner Agenda No Solo Ocio Jerez

La historia del pestiño: una deliciosa tradición culinaria

El Recetario

Descubre la historia del pestiño, un dulce tradicional con raíces en el siglo XVI. Aprende a preparar pestiños con estas deliciosas recetas. Disfruta de esta tradición culinaria y sorprende a tus seres queridos.

El pestiño es un dulce tradicional que tiene sus raíces en el siglo XVI, aunque se cree que su origen es aún más antiguo. Su primera mención literaria se encuentra en La Lozana andaluza (1528) de Francisco Delicado, donde se menciona como parte de la cocina de la protagonista. En 1791, aparece en el sainete anónimo Los Locos de Mayor Marca. Se cree que el pestiño tiene una conexión con la Shebbakiyya marroquí, lo que sugiere un posible origen común, posiblemente andalusí.

Aunque el pestiño se suele preparar durante las festividades navideñas y la Semana Santa, la Shebbakiyya se consume con frecuencia durante el mes de Ramadán, debido a su alto valor energético, ideal para romper el ayuno. Esto nuevamente sugiere un origen común asociado a celebraciones religiosas, que a su vez podría relacionarse con otros dulces fritos de origen judío durante la Pascua.

Existen diferentes recetas para preparar pestiños, y aquí te presentamos algunas de ellas:

Los pestiños de la abuela Paca

Ingredientes:

  • 2 kg. de harina de repostería
  • Cáscara de naranja
  • Matalauva
  • Cáscara de limón rallado
  • Vino fino de Jerez
  • Miel
  • Aceite de oliva
  • Anises de colores

Elaboración:

En un perol, se fríe la cáscara de naranja en dos tazas de aceite. Luego, se añade la matalauva y se cuela el aceite. A la harina de repostería se le agrega el aceite, la piel de limón rallado, un vaso de vino fino de Jerez y dos vasos más de aceite. Se amasa hasta obtener una masa compacta. Se forman los pestiños y se fríen en aceite caliente. Luego, se sumergen en miel caliente y se les añaden los anises de colores.

Los pestiños de La Rosa de Oro

Ingredientes:

  • 400 gr. de harina
  • 5 cucharadas de vino de Jerez
  • 1 vaso de miel
  • 5 cucharadas de aceite
  • Una pizca de matalahúva
  • Una cucharadita de sésamo
  • Azúcar
  • Cáscara de limón
  • Sal

Elaboración:

Se calienta el aceite y se fríe la piel de limón. Luego, se añade la matalahúva y el sésamo y se deja enfriar. Se forma un volcán con la harina y se añade sal, vino y el aceite del limón ya frío y colado. Se amasa hasta obtener una masa fina y clásica. Se deja reposar durante una hora. Se pone la miel en un cazo con medio vaso de agua, se hierve y se cocina a fuego lento durante 10 minutos. Se estira la masa, se cortan tiras y se enrollan para luego freír los pestiños en aceite caliente. Se dejan escurrir y se rebozan en el almíbar de miel, añadiendo un poco de azúcar.

Los pestiños del Convento de San José

Ingredientes:

  • 2 ½ kg. de harina
  • 3 vasos de aceite de oliva
  • 3 vasos de vino fino
  • Matalahúva
  • Ajonjolí
  • Naranja
  • Canela molida
  • Sal
  • 1 kg. de miel

Elaboración:

En una sartén grande, se calienta el aceite y se fríe la matalahúva. Luego, se fríe el ajonjolí y la cáscara de naranja. Se coloca la harina en un librillo y se añade el vino, la sal, el aceite templado, la matalahúva y se amasa durante veinte minutos. Se forman los pestiños y se fríen en aceite. Después de escurrirlos, se sumergen en miel caliente y se decoran con bolitas de anises de colores.

Disfruta de esta deliciosa tradición culinaria y comparte estos sabrosos pestiños con tus seres queridos. ¡Buen provecho!

¿Te gustó esta noticia? Recibir gratis actualizaciones como ésta en tu teléfono móvil ¡es muy fácil! Todo a un solo clic.