Banner Agenda No Solo Ocio Jerez

Bando para la Semana Santa de Jerez (1818)

«El Corregidor Sr. D. Fernando Reinoso y Roldán, capitán de fragata retirado, manda se observen puntualmente las siguientes advertencias durante estos días de Semana Santa.

Se recuerda la Real Provisión del Consejo del 20 de febrero de 1777 en el que se prohíben los disciplinantes, empalados y otros espectáculos que puedan contribuir a la indevoción y desorden.

Manda su señoría que los músicos instrumentales que concurran a dichas procesiones no toquen en ningún modo marchas alegres y sí devotas, dolorosas, piadosas y pianas acompañando solo los varios del Miserere y el Stabat Mater.

También manda su señoría que los demandantes no pidan limosnas con voces descompuestas sino moderadas y devotas.

Que por ningún título suban en la madrugada del Viernes Santo al Calvario hombres y mujeres juntos rezando la Vía Sacra, pues deben hacerlo las mujeres por la mañana y los hombres por la tarde, en la inteligencia de que en caso de contravenir esto se les exijan cuatro ducados de multa y se pondrán presos por 15 días.

Que no se tolere los días de Miércoles, Jueves y Viernes Santo que dentro ni fuera de las iglesias existan rifas, porque además de ser esto prohibido del todo, debe observarse más particularmente en dichos días, con apercibimiento de perder todos los efectos que fuesen encontrados.

Que en la noche del Jueves y Viernes Santo cierren todas las tabernas, mistelerías, pastelerías y bodegones, sin que por pretexto alguno se abran. El despacho para el sostenimiento preciso del vecindario lo ejecutarán por rejillas y ventanas hasta la hora de las nueve y no más, bajo multa consiguiente.

Que no se pongan en dichos días en las calles y plazas mesas de comestibles y licores ni sean vendidos por ellas. Por último, que además de publicado por bando, serán en los barrios los cabos de la guardia responsables de que así se cumpla”.

antoniomariscaltrujillo.blogspot.com

En aquellos tiempos salían en procesión las cofradías de Los Dolores que a las tres de la tarde del Miércoles Santo salía del convento de Belén. El Jueves Santo por la tarde seis eran las cofradías que hacían estación penitencial por las calles de Jerez: San Juan Bautista del convento de San Agustín a las cuatro de la tarde; San Pedro de la parroquia de Santiago a las tres y media; El Dolor de la parroquia de San Dionisio a las cuatro; Las Cinco Llagas de la parroquia de San Juan a las tres y media; Las Lágrimas del convento de la Vera Cruz a las cuatro y el Dulce Nombre del convento de Santo Domingo también a las cuatro.

Por lo que respecta a la madrugada del Viernes hacían estación de penitencia la de Nuestro Padre Jesús Nazareno del convento de San Francisco a las dos; La Piedad desde el Calvario a las cuatro, y El Desconsuelo de la parroquia de San Mateo a la misma hora.[1]

Ya el Viernes Santo por la tarde desfilaban el Cristo de la Expiración que hacía su salida a las tres; el Santo Crucifijo de San Miguel a esa misma hora y, la Soledad una hora más tarde. Por su parte el Santo Entierro no tenía hora fija pues anunciaba su salida “a la hora que llegue a la ciudad”.

(*) Del libro: «Historias de la historia de Jerez» de Antonio Mariscal Trujillo

[1] Curiosamente no aparece en este año la salida procesional de Jesús Nazareno

¿Te gustó esta noticia? Recibir gratis actualizaciones como ésta en tu teléfono móvil ¡es muy fácil! Todo a un solo clic.