Banner Agenda No Solo Ocio Jerez

Medidas excepcionales aplicables como consecuencia de la sequía en Jerez

El Ayuntamiento de Jerez ha aprobado por unanimidad una ordenanza municipal para regular el abastecimiento de agua potable en tiempos de sequía. Esta ordenanza establece medidas excepcionales para garantizar un uso responsable del agua y prohíbe acciones como el riego de jardines, el llenado de piscinas y el lavado de vehículos con agua potable. Se establecen multas para las infracciones y se busca concienciar a la población sobre la importancia de preservar este recurso tan valioso. Descubre más sobre esta ordenanza en este artículo.

El Ayuntamiento de Jerez ha dado un paso importante en la lucha contra la sequía al aprobar por unanimidad la ‘Ordenanza municipal reguladora de las medidas excepcionales aplicables al abastecimiento domiciliario de agua potable como consecuencia de la situación de sequía actual’.

Esta Ordenanza, que ya había sido aprobada en la Junta de Gobierno Local y que se hizo efectiva a través de un Bando el pasado mes de noviembre, establece una serie de disposiciones para garantizar un uso responsable del agua en tiempos de escasez.

Una de las medidas más destacadas de esta Ordenanza es la asignación de agentes de la autoridad encargados de vigilar y controlar el cumplimiento de las disposiciones establecidas. Estos agentes estarán atentos a cualquier infracción y tomarán las medidas necesarias para garantizar el cumplimiento de la Ordenanza.

Entre las medidas adoptadas, se encuentra la prohibición del uso de agua potable para el riego de jardines, praderas, árboles, zonas verdes y deportivas, tanto públicas como privadas.

También se prohíbe el riego y baldeo de viales, calles, sendas y aceras con agua potable, tanto en espacios públicos como privados.

Además, se establece la prohibición de llenar piscinas, fuentes y estanques, ya sean privados o públicos, que no cuenten con un sistema de recuperación o circuito cerrado.

Asimismo, se prohíbe el uso de agua potable en fuentes destinadas al consumo humano que no dispongan de elementos automáticos de cierre.

También se prohíbe el lavado de vehículos con manguera, a menos que sea realizado por una empresa especializada en esta actividad.

Por último, se establece la prohibición del uso de agua potable en instalaciones de refrigeración y acondicionamiento que no cuenten con un sistema de recuperación o circuito cerrado.

Es importante destacar que cualquier acción u omisión que vulnere lo establecido en la Ordenanza será considerada una infracción administrativa.

Las infracciones se clasifican en muy graves, graves y leves, con multas que van desde los 750 euros hasta los 3.000 euros. Para determinar la sanción correspondiente, se tendrán en cuenta diversos factores, como el perjuicio causado, las circunstancias del responsable, la repercusión de la prohibición infringida, la situación de agravio con respecto a otros usuarios del abastecimiento, el beneficio obtenido y la reincidencia.

Esta Ordenanza es un paso importante en la protección de nuestros recursos hídricos y en la promoción de un uso responsable del agua.

La sequía es un problema que afecta a muchas regiones y es responsabilidad de todos contribuir a su solución.

El Ayuntamiento de Jerez, a través de esta Ordenanza, busca concienciar a los ciudadanos sobre la importancia de cuidar y preservar este recurso tan valioso.

En conclusión, la ‘Ordenanza municipal reguladora de las medidas excepcionales aplicables al abastecimiento domiciliario de agua potable como consecuencia de la situación de sequía actual’ es un paso importante en la lucha contra la escasez de agua.

Con estas medidas, se busca garantizar un uso responsable del agua y concienciar a la población sobre la importancia de preservar este recurso. Es responsabilidad de todos contribuir a la protección de nuestros recursos hídricos y esta Ordenanza es un paso en la dirección correcta.

Mantente al día con las últimas noticias y actualizaciones como ésta en tu teléfono móvil, en este enlace. ¡Es gratis!
Vía Sequia Ordenanza municipal