Banner Agenda No Solo Ocio Jerez

Rescate heroico en accidente de tráfico en la A-373: Una historia de valentía y colaboración

En un acto de valentía y profesionalismo, los Bomberos del parque de Ubrique y de Villamartín se enfrentaron a una situación de emergencia en el Km. 48.5 de la A-373 (Villamartín-Algatocín). Un coche había caído en un arroyo con una persona atrapada en su interior, y era necesario actuar rápidamente. Los Bomberos llegaron al lugar del accidente y se encontraron con un escenario desafiante. Sin embargo, no se dejaron intimidar y comenzaron el proceso de rescate. Este rescate es un testimonio del coraje y la dedicación de nuestros Bomberos, quienes arriesgan sus vidas todos los días para proteger a la comunidad. Su labor es un ejemplo de servicio y entrega que merece ser reconocido y valorado.

En un tramo de la A-373, específicamente en el Km. 48.5 entre Villamartín y Algatocín, tuvo lugar un dramático accidente de tráfico que requeriría la intervención de los valientes bomberos del parque de Ubrique, con el apoyo inestimable de sus colegas de Villamartín.

La escena que se encontraron los bomberos al llegar al lugar del accidente era desgarradora. Un coche había caído en un arroyo, con una persona atrapada en su interior. Sin tiempo que perder, los bomberos se pusieron manos a la obra para rescatar a la víctima y brindarle la ayuda que necesitaba.

La primera tarea de los bomberos fue estabilizar la situación, asegurándose de que no hubiera ningún peligro inminente para ellos ni para la persona atrapada. Una vez que se aseguraron de que todo estaba bajo control, comenzaron el arduo proceso de rescate.

Para llevar a cabo esta delicada operación, los bomberos utilizaron una combinación de equipos especializados. La autobomba rural pesada (R-13) fue esencial para acceder al lugar del accidente y proporcionar el apoyo necesario. Además, el vehículo grúa (G-14) fue utilizado para asegurar el coche y evitar cualquier movimiento peligroso durante el rescate. Por último, contaron con el vehículo específico de rescate de accidentes de tráfico (S-14), equipado con herramientas y equipos especializados para este tipo de situaciones.

El rescate en sí fue una tarea desafiante que requirió habilidad y determinación por parte de los bomberos. La persona atrapada se encontraba en el interior del coche, por lo que los bomberos tuvieron que acceder a través de la luna delantera para poder alcanzarla y liberarla. Cada movimiento fue realizado con precisión y cuidado, garantizando la seguridad de todos los involucrados.

La operación de rescate duró aproximadamente dos horas, desde las 4:50h hasta las 6:30h de la mañana de ese sábado. Durante todo ese tiempo, los bomberos trabajaron incansablemente para asegurar la liberación segura de la persona atrapada. Su dedicación y profesionalismo fueron ejemplares, y su valentía no pasó desapercibida.

Además del equipo de bomberos, también se contó con la valiosa ayuda de la Guardia Civil, quienes colaboraron estrechamente en la coordinación de la operación y en la seguridad del lugar. La colaboración entre ambos equipos fue fundamental para el éxito del rescate y es un testimonio de la importancia de la cooperación entre diferentes servicios de emergencia.

En conclusión, el rescate de una persona atrapada en un accidente de tráfico en la A-373 fue una muestra de valentía y colaboración. Los bomberos del parque de Ubrique, con el apoyo de sus colegas de Villamartín, demostraron una vez más su dedicación y profesionalismo en situaciones de emergencia. Su rápida respuesta y habilidades técnicas fueron clave para garantizar el rescate exitoso de la persona atrapada. Agradecemos a todos los involucrados por su valentía y compromiso en la protección de nuestras vidas.

Fuente CBP de Cádiz
Vía Accidentes de tráfico