Banner Agenda No Solo Ocio Jerez

Pimientos asados: un arcoíris de sabores en tu plato

Disfruta de una explosión de colores y sabores con esta receta de pimientos asados. Un plato sencillo y versátil. Ideales como guarnición, entrante o ingrediente principal de ensaladas, wraps o tostas. ¡Anímate a probarlos y descubre un mundo de posibilidades!

Un homenaje a la sencillez y al sabor

En el mundo culinario, existen recetas que, en su aparente simplicidad, esconden un universo de sensaciones. Es el caso de los pimientos asados, un plato que nos regala una sinfonía de colores y sabores, capaz de conquistar hasta los paladares más exigentes.

Un lienzo en blanco para la creatividad

Los pimientos asados son como un lienzo en blanco que invita a la creatividad. Puedes disfrutarlos solos, como entrante o guarnición, o combinarlos con otros ingredientes para crear ensaladas, tostas o incluso rellenos.

Un viaje por los sabores del mundo

Aunque la receta base es sencilla, cada región le aporta su toque personal. En España, los pimientos asados se suelen aliñar con aceite de oliva virgen extra, vinagre y sal, mientras que en otros países se pueden encontrar con especias como el comino, el pimentón o el ajo.

Un regalo de la naturaleza

Los pimientos son una fuente de vitaminas, minerales y antioxidantes, por lo que son un alimento muy saludable. Además, son bajos en calorías y grasas, lo que los convierte en una opción ideal para quienes buscan cuidar su alimentación.

Prepáralos en casa y sorprende a tus invitados

Si quieres sorprender a tus invitados con un plato delicioso y saludable, no dudes en preparar pimientos asados. Son fáciles de hacer y solo necesitas unos pocos ingredientes.

Ingredientes:

  • 3 pimientos rojos
  • 3 pimientos verdes
  • 2-3 tomates rojos (opcional)
  • 1 cebolla picada
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre
  • Comino en polvo (opcional)

Preparación:

  1. Precalienta el horno a 200ºC.
  2. Lava los pimientos y los tomates.
  3. Coloca los pimientos y los tomates en una bandeja de horno forrada con papel de aluminio.
  4. Riega los pimientos y los tomates con aceite de oliva.
  5. Asa los pimientos y los tomates durante 30-40 minutos, o hasta que estén tiernos.
  6. Retira los pimientos y los tomates del horno y déjalos enfriar.
  7. Una vez que los pimientos y los tomates estén fríos, pélalos y córtalos en tiras.
  8. En un bol, mezcla los pimientos, los tomates, la cebolla, el aceite de oliva, el vinagre y el comino (opcional).
  9. Sirve los pimientos asados fríos y disfruta de su sabor.

Consejos:

  • Puedes usar pimientos de diferentes colores para darle un toque más alegre a tu plato.
  • Si quieres que los pimientos tengan un sabor más intenso, puedes asarlos a la llama de una estufa.
  • Los pimientos asados se pueden conservar en la nevera durante 3-4 días.

¡Buen provecho!

¿Te ha gustado este artículo? ¡Pues no te pierdas ni uno! Suscríbete gratis a nuestras actualizaciones y recibe en tu móvil toooodo lo nuevo. Un solo clic y ¡tachán! Estás a la última.