Banner Agenda No Solo Ocio Jerez

Encuentran una súper-Tierra con condiciones para la vida humana

Lee sobre las características de este sistema

Emocionante descubrimiento de una súper-Tierra que orbita una pequeña estrella rojiza. Un planeta del tamaño del nuestro.

En el vasto universo que nos rodea, los astrónomos están continuamente desvelando nuevos secretos y maravillas. Recientemente, se ha hecho un emocionante descubrimiento: una «súper-Tierra» que orbita una pequeña estrella rojiza a solo 137 años luz de distancia de nosotros. Este sistema también podría albergar un segundo planeta del tamaño de la Tierra.

¿Qué significa todo esto y por qué es tan emocionante?

El planeta más grande de este sistema, llamado TOI-715 b, es aproximadamente una vez y media más ancho que la Tierra y se encuentra dentro de la zona habitable «conservadora» alrededor de su estrella madre. Esto significa que está a una distancia de la estrella que podría permitir la existencia de agua líquida en su superficie, siempre y cuando otros factores también se alineen, como una atmósfera adecuada. Aunque aún no podemos afirmar con certeza si hay agua en la superficie de este planeta, su posición en la zona habitable conservadora es prometedora según las mediciones aproximadas realizadas hasta ahora.

El segundo planeta en este sistema podría ser solo un poco más grande que la Tierra y también podría encontrarse dentro de la zona habitable conservadora. Esto significa que ambos planetas podrían tener las condiciones adecuadas para la existencia de agua líquida y, potencialmente, la vida.

Este descubrimiento marca un nuevo capítulo en nuestra comprensión de los exoplanetas, planetas que se encuentran más allá de nuestro sistema solar. Los científicos están utilizando instrumentos espaciales de última generación, como el telescopio espacial James Webb de la NASA, para detectar y estudiar estos mundos distantes. Uno de los aspectos más emocionantes es la posibilidad de analizar la composición de las atmósferas de estos exoplanetas, ya que esto podría proporcionar pistas sobre la presencia de vida.

TOI-715 b es especialmente interesante porque orbita alrededor de una enana roja, una estrella más pequeña y fría que nuestro Sol. Se ha descubierto que muchas de estas estrellas albergan planetas pequeños y rocosos, lo que las convierte en los mejores candidatos para buscar planetas habitables. Aunque estos planetas tienen órbitas más cercanas a su estrella, el hecho de que las enanas rojas sean más pequeñas y frías permite que los planetas estén dentro de la zona habitable sin estar demasiado cerca de su estrella.

Además, los planetas que orbitan alrededor de enanas rojas tienen la ventaja de que sus tránsitos, es decir, cuando pasan frente a su estrella desde nuestra perspectiva, ocurren con mayor frecuencia. En el caso de TOI-715 b, esto sucede cada 19 días, lo que facilita su detección y observación por parte de los telescopios espaciales, como el Transiting Exoplanet Survey Satellite (TESS).

El descubrimiento de TOI-715 b se suma a la lista de planetas potencialmente habitables que podrían ser estudiados más de cerca por el telescopio Webb. Los astrónomos esperan analizar las propiedades de este planeta, como su masa y composición, para determinar si podría ser un «mundo acuático» con una atmósfera prominente.

Si se confirma la existencia del segundo planeta del tamaño de la Tierra en este sistema, sería el planeta más pequeño de la zona habitable descubierto hasta ahora por TESS. Este descubrimiento ha superado las expectativas iniciales y demuestra una vez más la capacidad de los científicos para encontrar planetas similares al nuestro en lugares distantes del universo.

El equipo internacional de científicos liderado por Georgina Dransfield de la Universidad de Birmingham ha publicado un artículo sobre este descubrimiento en la revista «Monthly Notices of the Royal Astronomical Society». Han utilizado una variedad de instalaciones internacionales, como el telescopio Gemini-Sur, los telescopios del Observatorio Las Cumbres, los telescopios ExTrA, la red SPECULOOS y el telescopio TRAPPIST-Sur, para confirmar la existencia de estos planetas.

Este emocionante descubrimiento nos acerca un poco más a comprender el vasto universo que nos rodea y nos hace reflexionar sobre la posibilidad de que exista vida en otros lugares del cosmos. A medida que continúen los avances científicos y tecnológicos, seguramente seguiremos desvelando más secretos y maravillas cósmicas.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Pues no te pierdas ni uno! Suscríbete gratis a nuestras actualizaciones y recibe en tu móvil toooodo lo nuevo. Un solo clic y ¡tachán! Estás a la última.