Banner Agenda No Solo Ocio Jerez

¿Cómo clasificar los residuos?: Guía paso a paso

Clasificar los residuos es una práctica importante para cuidar el medio ambiente y contribuir a la sostenibilidad. Aprende cómo clasificar los residuos de forma adecuada utilizando los contenedores azul, amarillo, verde, marrón y gris. Conoce qué materiales depositar en cada contenedor y cómo prepararlos correctamente. Contribuye a reducir la cantidad de desechos que terminan en los vertederos y ayuda a conservar el medio ambiente. ¡Haz tu parte y clasifica tus residuos de manera responsable!

Clasificar los residuos es una práctica importante para cuidar el medio ambiente y contribuir a la sostenibilidad. En este artículo te explicaremos cómo clasificar los residuos de forma adecuada en Jerez de la Frontera, con la incorporación de este año del quinto contenedor: el marrón.

Contenedor azul: Papel y cartón

El contenedor azul está destinado para depositar papel y cartón. Esto incluye periódicos, revistas, cajas de cartón, folletos, entre otros. Asegúrate de que los materiales estén limpios y secos antes de depositarlos en el contenedor.

Contenedor amarillo: Plástico, latas y envases

En el contenedor amarillo se deben depositar envases de plástico, latas de bebidas, envoltorios de alimentos y otros materiales similares. Es importante enjuagar los envases antes de desecharlos para evitar malos olores y la proliferación de insectos.

Contenedor verde: Vidrio

El contenedor verde es exclusivo para el vidrio. Botellas, tarros y frascos de vidrio deben ser depositados aquí. Recuerda retirar las tapas y separar los diferentes colores de vidrio para facilitar su reciclaje.

Contenedor marrón: Materia orgánica

En el contenedor marrón se colocan los restos de comida, cáscaras de frutas y verduras, restos de jardín y otros desechos orgánicos. Estos residuos se utilizan para producir compost, un abono natural que ayuda a fertilizar la tierra.

Contenedor gris: Residuos no reciclables

Por otro lado, el contenedor gris es utilizado para los residuos no reciclables, es decir, aquellos que no pueden ser reutilizados o reciclados. Esto incluye pañales, papel sucio, colillas de cigarrillos, entre otros. Estos residuos son llevados a vertederos o incineradoras para su eliminación.

Recuerda que clasificar correctamente los residuos es fundamental para reducir la cantidad de desechos que terminan en los vertederos y contribuir a la conservación del medio ambiente. ¡Haz tu parte y clasifica tus residuos de manera responsable!