Banner Agenda No Solo Ocio Jerez

El terebol: Un villancico peculiar de Jerez de la Frontera

Descubre el villancico peculiar de Jerez de la Frontera, llamado ‘El terebol’. Este curioso villancico lleno de rimas y juegos de palabras ha sido transmitido de generación en generación y se ha convertido en un emblema de la Navidad jerezana. Acompañado de guitarras y palmas, ‘El terebol’ es una forma única y divertida de celebrar la alegría de la Navidad en Jerez de la Frontera. No te pierdas la oportunidad de escuchar y cantar este villancico durante las fiestas navideñas en Jerez de la Frontera.

En la hermosa ciudad de Jerez de la Frontera, tierra de buen vino y flamenco, encontramos una tradición navideña única: el villancico «El terebol». Este curioso villancico, lleno de rimas y juegos de palabras, ha sido transmitido de generación en generación y se ha convertido en un emblema de la Navidad jerezana.

El terebol, tereverebol, cara, caracol, caracol… ¿Qué significa esta extraña letra inicial? Nadie lo sabe con certeza, pero se cree que es una onomatopeya que imita el canto de los pájaros al amanecer. Es como si el villancico nos despertara con su melodía, anunciando la llegada de la Navidad.

El protagonista de esta historia es un pájaro, mare puesto en la esquina, que espera impaciente la llegada de la golondrina. Del terebol, tereverebol, cara, caracol, caracol, la golondrina, la golondrina. La golondrina, símbolo de libertad y viaje, se convierte en un personaje clave en este villancico jerezano.

Pero la golondrina no está sola en esta historia. El pájaro le dice: «Pue si soy golondrina, tú eres la rueca». Del terebol, tereverebol, cara, caracol, caracol, tú eres la rueca, tú eres la rueca. Esta frase hace referencia a la tradición de hilar y tejer, un oficio muy común en la época en la que se originó el villancico. La golondrina y la rueca se unen en un juego de palabras ingenioso y divertido.

Pero la historia no acaba ahí. El villancico continúa con diálogos entre los personajes, donde se mencionan las pesetas, el dinero de la época, y un vestido de seda verde. Del terebol, tereverebol, cara, caracol, caracol, que las enseñe, que las enseñe; y te compre un vestío de seda verde. Del terebol, tereverebol, cara, caracol, caracol, de seda verde, de seda verde.

Pero la historia da un giro inesperado. El villancico nos sorprende con la frase: «Y despué de comprarlo meterle fuego». Del terebol, tereverebol cara caracol, caracol, meterle fuego, meterle fuego; y verás como arde el vestido nuevo. Del terebol, tereverebol, cara, caracol, caracol, vestido nuevo, vestido nuevo. Este final inusual y provocador nos muestra que la Navidad también puede tener su dosis de humor y travesura.

El terebol, con su ritmo pegajoso y sus rimas ingeniosas, se ha convertido en un clásico de la Navidad en Jerez de la Frontera. Cada año, durante las fiestas, se escucha en las calles y plazas de la ciudad, acompañado de guitarras y palmas. Es una forma de mantener viva la tradición y celebrar la alegría de la Navidad de una manera única y divertida.

Así que la próxima vez que visites Jerez de la Frontera en Navidad, no te pierdas la oportunidad de escuchar y cantar el villancico «El terebol». Te aseguro que su melodía se quedará en tu cabeza y su humor te arrancará una sonrisa.

NAVIDAD EN JEREZ
El terebol

Ya está el pájaro, mare
puesto en la esquina.
Del terebol, tereverebol,
cara, caracol, caracol
puesto en la esquina,
puesto en la esquina;
esperando que pase
la golondrina.
Del terebol, tereverebol,
cara, caracol, caracol,
la golondrina,
la golondrina.

Pue si soy golondrina,
tú eres la rueca.
Del terebol, tereverebol,
cara, caracol, caracol,
tú eres la rueca,
tú eres la rueca;
porque “tó” los domingos
te pones hueca.
Del terebol, tereverebol,
cara, caracol, caracol,
te pones hueca,
te pones hueca.

Pues si me pongo hueca,
puedo ponerme.
Del terebol, tereverebol,
cara, caracol, caracol,
puedo ponerme,
puedo ponerme;
que el galán que me ronda
pesetas tiene.
Pues si tiene pesetas,
Que las enseñe.
Del terebol, tereverebol,
cara, caracol, caracol,
que las enseñe,
que las enseñe;
y te compre un vestío
de seda verde.
Del terebol, tereverebol,
cara, caracol, caracol,
de seda verde,
de seda verde.

Y despué de comprarlo
meterle fuego.
Del terebol, tereverebol
cara caracol, caracol,
meterle fuego,
meterle fuego;
y verás como arde el vestido nuevo.
Del terebol, tereverebol,
cara, caracol, caracol,
vestido nuevo,
vestido nuevo.

¿Te gustó esta noticia? Recibir gratis actualizaciones como ésta en tu teléfono móvil ¡es muy fácil! Todo a un solo clic.
Fuente Navidad en Jerez
Vía Descubre la magia de Jerez de la Frontera