Banner Agenda No Solo Ocio Jerez

JEREZ de la Frontera, la CAPITAL DEL VINO

Pocos lugares en España gozan de un reconocimiento internacional como el que disfruta Jerez de la Frontera (Cádiz). Gracias a su vino —el «jerez» o «sherry»—, la tradición ecuestre y taurina, el flamenco y el motor, el nombre de esta ciudad andaluza hace mucho tiempo que traspasó fronteras.

Hasta sus alrededores llegaron los fenicios hace 3.000 años para fundar la colonia llamada Xera, la ciudad que mas tarde se llamó Ceret bajo el dominio romano, y Sheres o Xeres cuando fue fortaleza árabe. Con los Reyes Católicos se inició el próspero comercio de sus famosos vinos con los ingleses. Los musulmanes dejaron una honda huella en la ciudad, como el trazado urbanístico de los barrios enclavados en el corazón de la antigua medina árabe. Del gótico posee la ciudad muchas y valiosas muestras.

A partir del siglo XVI y siglo XVII la ciudad adquiere un enorme empuje económico que atrae a genoveses, ingleses, flamencos, franceses, etc, que impulsan el comercio de la ciudad y en especial el sector vinatero. Esto marcará la fisonomía de la ciudad (al erigirse multitud de bodegas y casas señoriales) y el carácter de sus gentes (abierto, acogedor y señorial).

Pero si lo que queremos es conocer Jerez y a los jerezanos, nada mejor que un buen paseo por la calle Larga y sus alrededores, centro comercial y neurálgico de la ciudad, con acogedoras y repletas de terrazas donde saborear la rica gastronomía de la ciudad.

Para el tiempo de ocio se plantean varias opciones: el Circuito de Velocidad, que cada año acoge el Campeonato de España, prueba puntuable para el Mundial de Motociclismo; y el Zoológico, que alberga en su interior el Jardín Botánico.

¿Te gustó esta noticia? Recibir gratis actualizaciones como ésta en tu teléfono móvil ¡es muy fácil! Todo a un solo clic.